El lenguaje tiene un papel decisivo como vehículo de socialización y aprendizaje, el contexto educativo debe tomar esas necesidades y poner a disposición del alumno, aquellos recursos que logren un óptimo aprovechamiento de las situaciones educativas, y favorezcan el desarrollo de sus posibilidades lingüísticas y comunicativas.

Este tipo de evaluación es sugerida cuando el niño presenta alguna alteración o deterioro en los patrones de desarrollo del lenguaje ya sea receptivo y/o expresivo y que interfieran con el rendimiento académico o la comunicación social.

El niño puede mostrar dificultad o incapacidad para la producción de algunos sonidos o palabras completas, tartamudeo, dificultad para comprender lo que se le dice o para expresar verbalmente sus pensamientos.

En la evaluación se incluye la exploración física del aparato fonoarticulador, la emisión de sonidos, las correspondencias fonema grafema, vocabulario y habilidades psicolingüísticas en general, (habilidades semánticas, sintácticas y pragmáticas).

El lenguaje es uno de los procesos mentales humanos más complejos, investigados y estudiados durante el último siglo, ya que a través de éste los seres humanos podemos comunicar experiencias, anécdotas y conocimientos, y a través de él aprendemos a leer y escribir, por lo tanto, el papel del lenguaje en el desarrollo del ser humano juega un papel fundamental.

El objetivo primordial del servicio de terapia de lenguaje es estabecer o restablecer la comunicación linguística no desarrollada, alterada o interrumpida.

La terapia se enfoca según sea necesario en las siguientes áreas:

  • Lenguaje receptivo
  • Lenguaje Expresivo
  • Articulación

Problemas de Lenguaje

El lenguaje, como cualquier proceso mental, se va desarrollando conforme vamos creciendo y madurando, de esta manera no esperamos que un niño pequeños hable igual que un adulto, existen diferencias en cuanto a estructuras de frases, pronunciación de fonemas y abstracción de las palabras. Así, en el lenguaje, como en cualquiera de las áreas de desarrollo, podemos encontrar alteraciones y/o fallas que de ser detectadas por los padres o los maestros deben ser atendidas inmediatamente.

El proceso de la adquisición del lenguaje implica la interacción de factores orgánicos, cognitivos psicológicos y/ o ambientales, es decir, para que un niño sea capaz de codificar (establecer la relación entre una palabra escuchada y el concepto a que se refiere), estructurar las palabras en una oración lógica y coherente, y finalmente emitir los fonemas adecuados, necesita del buen funcionamiento de diversos órganos como son boca, lengua, laringe, sistema respiratorio y sistema auditivo, por otro lado también es necesario un buen nivel cognitivo que le permita memorizar palabras y ampliar su vocabulario, además de una adecuada estimulación social que permitan al niño tener patrones a imitar.

Alteraciones más frecuentes del lenguaje

Dislalia

La dislalia es una disfunción del lenguaje que consiste en la alteración de los fonemas (sonidos) ya sea por omisión, sustitución o inversión de las letras, por lo general el problema se manifiesta con las letras r, rr, l y t. existe la dislalia evolucional, la cual es normal hasta los cinco años de edad debido a que el niño se encuentra perfeccionando su lenguaje.

Las principales causas son:

  • Frenillo lengual.
  • Alteraciones auditivas.
  • Imitación.
  • Bajo tono muscular

Es importante que si el niño sigue presentando el problema después de los cinco años sea atendido.

Call Now Button