PSICO-BLOG
¿Cómo sé si tengo déficit de atención?

¿Alguna vez has tenido problemas de concentración, impulsividad, inquietud y organización?

Aunque este trastorno es muy conocido como una afección que solo se da en los niños, muchos adultos también lo pueden tener, y muchas veces no se dan cuenta de ello.

¿Qué es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH)?

Es un trastorno del desarrollo conocido por falta de atención, de hiperactividad o de impulsividad. Los síntomas normalmente interfieren con las actividades y las relaciones diarias de la persona que lo padece.

¿Qué síntomas se presentan?

Falta de atención: tener dificultad para prestar o mantener atención en la mayoría de las actividades.

Hiperactividad: tener demasiada energía o moverse y hablar demasiado.

Impulsividad: actuar sin pensar o tener dificultad con el autocontrol.

Algunas personas con TDAH presentan principalmente síntomas de falta de atención. Otras, en su mayoría, tienen síntomas de hiperactividad e impulsividad. Algunas personas tienen ambos tipos de síntomas.

¿Cómo se manifiesta la falta de atención?
  • – Dificultad para poder mantener la atención durante tareas que requieren más tiempo, como preparar informes, completar formularios o revisar trabajos extensos.
  • – Problemas para escuchar cuando se le habla directamente.
  • – Dificultades para seguir las instrucciones o terminar las tareas en el lugar de trabajo.
  • – Problemas para organizar tareas y actividades, y administrar su tiempo.
  • – Perder cosas constantemente como llaves, billeteras y teléfonos.
  • – Distraerse fácilmente con pensamientos o estímulos no relacionados.
  • – Ser olvidadizo en las actividades diarias, como pagar facturas, asistir a citas o devolver llamadas.
¿Cómo se manifiestan la impulsividad y la hiperactividad?
  • – Dificultad para permanecer sentado durante períodos prolongados.
  • – No poder dejar las manos o los pies quietos o dar golpecitos con ellos
  • – Hablar excesivamente.
  • – Responder preguntas antes de que se formulen por completo.
  • – Dificultad para esperar su turno.
  • – Interrumpir constantemente.
¿Cómo se diagnostica?

Este trastorno comienza en la niñez y continúa hasta la edad adulta. Los adultos que reciben este diagnóstico presentan varios síntomas del trastorno antes de los 12 años. En la edad adulta, tienen al menos cinco síntomas persistentes de falta de atención o de hiperactividad e impulsividad. 

Estos síntomas deben estar presentes en dos o más entornos (por ejemplo, en el hogar, el trabajo o la escuela; con amigos o familiares; y en otras actividades) y deben interferir o reducir la calidad del desempeño social, escolar o laboral.

El estrés, otros trastornos de la salud mental y enfermedades físicas pueden causar síntomas parecidos a los del TDAH. Por eso, es importante que un profesional de la salud haga una evaluación para determinar la causa de los síntomas e identificar tratamientos efectivos.

¿Cómo es esta evaluación?

Para evaluar de una manera completa se debe incluir el análisis del historial de comportamiento infantil y las experiencias escolares de la persona.

El profesional de la salud mental utilizará listas de verificación de síntomas del TDAH y pruebas específicas para determinar si un adulto cumple con los criterios para emitir un diagnóstico.

¿Cómo me afecta si padezco TDAH?

Algunos adultos que padecen este trastorno ni siquiera saben que lo tienen porque no se los diagnosticaron a tiempo. Estas personas pueden sentir que es imposible organizarse, durar en un trabajo o recordar asistir a sus citas. Las tareas diarias como levantarse por la mañana, prepararse para salir de la casa al trabajo o llegar a tiempo a este y ser productivo en él pueden ser especialmente difíciles para los adultos que tienen el trastorno de déficit de atención con hiperactividad no diagnosticado. Estos adultos pueden tener antecedentes de problemas con la escuela, el trabajo y las relaciones. Pueden parecer inquietos e intentar hacer varias cosas al mismo tiempo, la mayoría de ellas sin éxito.

¿Qué causa el TDAH?

Definir su causa ha sido muy complicado para la comunidad científica, pero muchos estudios sugieren que los genes desempeñan una función importante. 

Además de la genética, los investigadores están analizando posibles factores ambientales que podrían aumentar el riesgo de desarrollar esta afección y están estudiando cómo las lesiones cerebrales, la nutrición y los entornos sociales podrían desempeñar algún papel en este.

¿Hay tratamiento?

Sí, Los tratamientos para el TDAH, incluyen medicamentos, terapia y otros tratamientos conductuales, o una combinación de estos métodos.

El tipo de medicamentos que se usa con más frecuencia para el trastorno de déficit de atención con hiperactividad son los estimulantes ya que han demostrado ser muy eficaces. 

Así mismo, la terapia podría ayudar a un adulto con trastorno de déficit de atención con hiperactividad a ser más consciente de los desafíos de atención y concentración, y a desarrollar habilidades para mejorar la organización y el uso del tiempo para completar las tareas diarias.

¿Qué puedo hacer yo si tengo TDAH?

Además del tratamiento, existen algunas estrategias que te pueden ayudar a controlar los síntomas:

  • – Hacer ejercicio con regularidad, especialmente cuando te sientas hiperactivo o inquieto.
  • – Aliméntate de manera saludable y a horas regulares.
  • – Duerme lo suficiente. Trata de apagar las luces al menos 1 hora antes de acostarte y duerme entre 7 y 9 horas cada noche.
  • – Trabaja para mejorar tu organización y gestión del tiempo. 
  • – Toma tus medicamentos según las indicaciones y evita el consumo de alcohol, tabaco y drogas.
Call Now Button